video-corporativo-

Vídeos corporativos

Esta visto y comprobado que una imagen vale más que mil palabras.

Pero…. ¿Y un vídeo? Vale más que mil imágenes?

Es una tendencia que llega pisando fuerte y para quedarse.

Está en auge publicitarse mediante vídeos, es la nueva forma de llegar a los diferentes tipos de clientes.

Y es que la publicidad también a veces ha de sucumbir a las nuevas tecnologías y por ende a sus usos.

No es una moda que este despegando ahora sino una tendencia que se empezó a ver a principios de 2013 y que ha evolucionado rápidamente hasta conseguir hacerse un hueco en la vida cotidiana de las empresas.

Los datos hablan por sí solos.

Los visitantes a tiendas online y que han visto un vídeo son un 64% más propensos a comprar en ellas.

El uso de vídeos y anuncios digitales como medio para publicitarse ha conseguido un incremento en los últimos 2 años de un 40%.

Se sabe que un 25% de los usuarios pierde interés si no ve vídeos, y aquí confluyen dos factores: si el acceso es a través del móvil y la edad del individuo que hace la consulta.

En la actualidad las búsquedas de “cómo hacer” o “cómo usar” crecen un 70% cada año, las cuales son millones de horas invertidas en ver este tipo de vídeos y que pueden rentabilizarse si dicho vídeo tiene un enfoque comercial.

Cuando realizamos envíos de newsletters a usuarios a los que se les manda la publicación periódicamente, si en ellas hay un enlace a un vídeo, la tasa de apertura de estos correos se multiplica por cinco.

Esto significa que los vídeos son el mejor contenido que puedes poner en un newsletter, página web, blog o red social, ya que consiguen un flujo de visitas constantes, que pueden ser transformadas es beneficios económicos para el negocio.

Por lo tanto, no se trata sólo de hacer vídeos de producto, sino vídeos de cómo usar productos, o cómo hacer cosas sorprendentes con dichos productos.

Porque sabemos que la mayoría de las personas nos hacemos las mismas preguntas ante una posible compra: si el producto hará lo que necesitan, si tiene buena relación calidad-precio, cómo de fácil es usarlo, etc.  Y utilizan un vídeo para responder a estas preguntas.

Este éxito se debe a que con un vídeo podemos dar más información y más completa a nuestros clientes potenciales es dinámico y le dan “vida “a los productos o servicios que anuncias, pero también esta tendencia la podemos extrapolar a los vídeos corporativos, que se realizan para dar a conocer la empresa, sus valores o las instalaciones.

Y todo esto se convierte en cercanía para el cliente que puede tener una idea más “real” de lo que va adquirir, de la empresa o los servicios,  siendo esta característica determinante e influyente para la toma de decisión de los consumidores.

“El producto es el mismo, la diferencia reside en la comunicación”. Oliviero Toscani.