imagen de marcas

Tu imagen de marca.

Es de conocimiento popular que una imagen vale más que mil palabras, y esta frase cobra más sentido aún sí hablamos del marketing, ya que es este y no otro su motor principal.

A la hora de querer vender un producto o servicio lo primero que debemos hacer es plantearnos cómo provocarle esa curiosidad al público que sea determinante para que nos elija.

Saber vender esa imagen se consigue pensando en el consumidor y como consumidores.

La imagen de marca yo la definiría como prestigio.

Es esa clase, deseo, estilo, calidad, diseño, popularidad… que sin ser algo tangible, y  siendo tan sólo una sensación hace que nos decantemos por un producto u otro.

A los consumidores nos gusta que nos sorprendan, que llamen nuestra atención, que cuando hagan campañas de publicidad estas sean atípicas, llamativas, arriesgadas, de esas que recuerdas pasen los años que pasen,  que sí está envuelto, el packaging sea original, que se diferencie entre la multitud de referencias, que el eslogan al leerlo nos haga decir ” se lo han currado” y que el logo de la marca evolucione al ritmo de la época.

Y querido empresario, si te mantienes a pie del cañón y le prestas atención a la imagen que está dando tu marca y la potencias teniendo en cuenta lo que te acabo de mencionar,  ésta será la mejor inversión que puedas hacer en tu negocio, porque he de decirte, que un consumidor contento que muestra orgulloso su compra,  es un consumidor fidelizado.

¿Y qué hay mejor que la fidelizar a un consumidor?

“Un negocio basado en la marca es, simplemente, un negocio preparado para el éxito” David F. D’Alessandro