El sampling es muy rentable en algunos casos, como por ejemplo cuando se lanza un nuevo producto, ya que como es desconocido hasta el momento por los consumidores siempre es positivo que se les regale una pequeña muestra para que lo prueben e incentivarlos a comprarlo más adelante.

En Qz comunicación podemos aconsejarle el tipo de sampling que mejor le convenga dependiendo de sus objetivos, del sector y del público al que se dirige.