comunicación corporativa malaga

Comunicación corporativa

En los últimos años los procesos de comunicación han cambiado creándonos a las empresas más de un dolor de cabeza.

Históricamente el monólogo de las empresas entraba en la mente de los consumidores haciendo su trabajo y no había réplica posible.

El método ha cambiado. El monólogo ha pasado a ser un diálogo, y bastante fluido, por cierto. Los consumidores no quieren escuchar hablar a las empresas de sus maravillosos productos, y no quieren creer en la veracidad de esas afirmaciones sin preguntar.

Preguntan, investigan, conocen y examinan si las afirmaciones son ciertas. Contrastan las opiniones de sus amigos, de desconocidos por Internet y toman una decisión basándose en las experiencias de los demás.

Esto nos lleva a aumentar la competencia y a hacer más dura la batalla por llegar a nuestro público objetivo. La oferta es mayor y la demanda es mucho más selectiva.

Por eso toma una fuerza especial la comunicación, y no la publicidad.

Ya no quieren conocer los productos, quieren conocer la empresa.

Quieren saber quienes somos, cómo trabajamos y si es posible, si tenemos buena relación entre los empleados y nos vamos de cañas cuando termina nuestra jornada laboral.

Aquí entra en juego la comunicación corporativa y los nuevos canales de marketing.

Pero como siempre, una vez más, hay que empezar por el principio. Tenemos que conocer nuestra empresa, nuestro sector y nuestros valores.

La importancia de una estrategia empresarial es clave para diseñar una buena estrategia de comunicación.

¿Cómo tenemos que hacer una buena estrategia de comunicación?

  • Lo primero es conocer el sector. Hay muchas formas de estudiar el sector y cada uno debemos elegir la forma óptima para ello.
  • En segundo lugar es importante estudiar la competencia. La información es poder y saber qué les funciona a los demás y en qué podemos mejorar nos ayudará a adaptarnos a un público saturado de información
  • La estrategia que vamos a seguir en el mercado también es imprescindible porque es lo que guía cada uno de nuestros pasos como empresa. Establecer unos objetivos, una base de comunicación y dar forma a una marca personal es lo que nos hace competir con el resto del sector y diferenciarnos frente a los demás.
  • Por último diseñar un enfoque de comunicación basado en un perfil de nuestro Target. Cuando tenemos que invertir en medios de comunicación o en personal para darle forma a la publicidad lo primero que debemos establecer es ¿A quién nos estamos dirigiendo? ¿Qué quieren ver esas personas y qué necesitan?

Posiblemente nos dejamos muchos datos en el tintero. Hay muchos aspectos más que estudiar para desarrollar un buen plan de marketing empresarial, y cada persona es un mundo. No se puede estandarizar una estrategia para distintas empresas y distintos sectores, pero si se pueden seguir unos pasos básicos para asegurar el éxito en tu mensaje.

Sigue tus pasos y haz que tu público sepa que tú eres diferente.